jueves, febrero 28, 2008

Los de la FJI no saben negociar

El próximo 1 de marzo la Federación de Jóvenes Investigadores convoca manifestación.
¿Por qué nos manifestamos?

Termina ahora una legislatura de gobierno iniciada con la aprobación del Estatuto del Personal Investigador que deja sin protección social a miles de investigadores. Una vez más hemos asistido a una legislatura donde la política científica de parche o de escaparate ha tenido el papel principal. Es el momento de denunciar públicamente que por encima de la propaganda institucional del Gobierno, la realidad del día a día sigue estando basada en un modelo obsoleto y precario que nos va a llevar sin lugar a dudas a perder el tren de la innovación y el desarrollo. Estas son las razones para protestar:

Por promover la investigación en precario

El Gobierno no ha aplicado las recomendaciones del Consejo en la CARTA EUROPEA del INVESTIGADOR y el CÓDIGO DE CONDUCTA para la Contratación de Investigadores. Se sigue basando la investigación en un modelo de becas y sigue existiendo investigadores sin ningún tipo de protección social ni laboral.

Por una política de inversión que olvida los Recursos Humanos

La falta de un compromiso con el aumento definitivo en INVERSIÓN lleva a planteamientos irreales en los Presupuestos Generales del Estado y nos aleja de las posiciones de los países europeos de nuestro entorno. La falta de planificación en la inversión, que no centra el esfuerzo en los recursos humanos, da como resultado unas condiciones y un entorno que obligan a los investigadores a tener que trabajar en el
exilio.

Por la inexistente CARRERA INVESTIGADORA

La mayor parte de estos problemas tienen su origen en la falta de previsión de necesidades del sistema I+D y en la inexistencia de una CARRERA INVESTIGADORA. Es necesario estructurar una CARRERA INVESTIGADORA articulada en etapas sucesivas, basada en los méritos adquiridos y en una evaluación externa objetiva que ponga fin a los huecos que existen entre una fase y otra ligados a los largos períodos sin remuneración que existen en la actualidad.

Por la necesidad de un PACTO NACIONAL por la Ciencia

La planificación científica a largo plazo debe ser fruto de un GRAN ACUERDO POR LA CIENCIA Y LA INVESTIGACIÓN basado en criterios científicos y no en el oportunismo político expuesta permanentemente a las decisiones del Gobierno de turno.

Como cabía esperar, ni una sola universidad se ha adherido a la manifestación. Total, el personal investigador en formación sólo es quien saca adelante más de la mitad de la investigación española. No el menor sentido apoyar sus reclamaciones.

Pero lo que más me preocupa es la patente incapacidad de la FJI para solucionar de una vez por todas los problemas de aquellos a quienes quiere representar. ¡Si conseguir algo de Zapatero es algo muy sencillo! Veamos algunos ejemplos de éxito en reivindicaciones o solicitudes al presidente de Gobierno. Éstos nos ilustrarán de cómo la FJI debería orientar sus futuras acciones.
El caso de Araceli:

Araceli es "una almeriense de 35 años con dos carreras universitarias y traductora de cuatro idiomas que jamás ha podido encontrar trabajo por culpa de su hablar interrumpido [tartamudez]" (El Mundo, 23/10/05). Mientras el presidente de la Fundación Española de la Tartamudez iba contando esta historia, "a Zapatero se le humedecían los ojos". Y el presidente se comprometió a darle trabajo a la traductora. «Araceli, el lunes tendrás un empleo». Empezó a trabajar para una editorial.

El caso de Pepa

"Soy una mujer mayor, de 82 años; por favor, necesito un ordenador portátil porque tengo las manos que me tiemblan y quiero seguir escribiendo mis memorias" (Hoy, 15/02/08). Eso envío Pepa, una mujer extremaña de 82 años, al presidente Zapatero. Hace poco le han enviado un ordenador de sobremesa y, en breve, recibirá el portátil.
Como ustedes pueden comprobar, no hace falta montar manifestaciones para ir consiguiendo los objetivos que uno se plantea. Lo que tienen que obtener los de la FJI es una reunión con Zapatero y contarle que tienen carreras, algunos varios, doctorados, idiomas, experiencia en el extranjero, publicaciones en revistas de prestigio, un contrato de mierda (y con suerte)... y, seguro, el presidente les dirá "Dadme el teléfono, que la semana que viene os he colocado a todos".

Otra opción es escribirle una carta. "Estimado presidente. No tenemos un contrato digno, no tenemos medios para trabajar, algunos tenemos que pagar de nuestro bolsillo viajes o equipamiento informático". Y seguro que, al cabo de unos meses, alguien nos llama desde Moncloa y nos dice "Ya hemos empaquetado un poco de cada para cada uno".

Da igual que la función de un presidente no sea buscarle trabajo a personas en contrato, sino desarrollar y aplicar leyes para todos, que no sea misión de un presidente atender las necesidades de ancianas extremeñas (¿cuándo nos creeremos la descentralización local y autonómica en este país?). Está claro que las reclamaciones de quienes mantienen, en gran medida, en pie la investigación española costará que sean atendidas, porque no conocen los canales adecuados.

11 comentarios:

  1. Mi abuelo tenía en los años cuarenta una pequeña empresa de transportes. En aquella época pocas cosas eran más difíciles de conseguir en España que los neumáticos de un camión: mi abuelo llegó a comprar un camión entero sólo para poder aprovechar sus neumáticos. Pero otro camionero, vecino de mi abuelo, tuvo una idea mucho mejor: le escribió una carta a "El Caudillo" pidiéndole unos neumáticos nuevos..., y El Caudillo hizo el milagro.

    A mi abuelo, el pobre, le pasaba como a los de la FJI: no sabía negociar con los caudillos.

    Athini (F)

    ResponderEliminar
  2. Me parece que este post es demasiado simplista. Lo siento, pero esto que se dice aquí no es correcto. Ya en su momento la FJI tuvo muchas reuniones con los representantes del Gobierno con motivo del nuevo Estatuto del Becario. Y el Gobierno firmó unos acuerdos que luego no cumplió en la redacción definitiva del Estatuto. Además, aquí no se trata de tener un portatil o un trabajo, se trata de hacer digna una profesión al completo. Las universidades no apoyan a este colectivo porque es la mano de obra barata y cualificada y cuantos menos derechos tenga mejor para todos los funcionarios profesores que exprimen al máximo su trabajo.

    Vamos, que me parece muy mal lo que se dice aquí, sobre todo viniendo de una persona que es Ayudante. Además, la labor de la FJI no es la de un sindicato, que esto es algo que muchas veces se confunde. La asociación pide contratos para los que están en investigación y punto. Y esa es una labor de tiempo que ahora esta cosechando frutos, por ejemplo con la contratación de los postdocs en el extranjero, que es algo que se acaba de aprobar.

    ResponderEliminar
  3. Entiendo que la ironía y afán caricaturesco del post era clara. Pretendía contraponer la situación de quienes consiguen apoyo y reconocimiento por la visceralidad (caudillismo decía el anterior comentarista) del presidente y quienes, entrando dentro de las competencias de gestión del gobierno, les cuesta horrores conseguir logros.

    Unos piden algo tan básico como un contrato (y sí, un ordenador, también; a mi me dieron beca y no me dieron PC o mesa hasta un año después) y ni caso. Otros cuentan penas y el presidente les consigue aquello que, por su puesto, no tiene derecho a facilitarles.

    Vivimos en un país de opereta en el una historia triste que hace que se le salten las lágrimas al presidente te da trabajo o te paga tus deseos. Otros no consiguen despertar la lágrima y, hala, de becarios hasta los 35. Pretendía ironizar sobre esto.

    ResponderEliminar
  4. A mi también se me había perdido la ironía por el camino y me había acordado del "Aló presidente" del infausto Hugo.

    Solo un detalle. Estas afirmaciones de que los becarios hacen la mitad de la investigación,... ¿de verdad te las crees? ¿Hay números que las apoyen? ¿Son fiables?

    Creo que alguna vez ya lo he comentado en este blog (y en "paralelo" de Roke O.). Afirmaciones como esas te quitan todo el apoyo de los que ya estamos fijos y haciendo investigación y queremos que las cosas mejoren para los que vienen. Ahora bien, yo nunca firmaré un papel donde diga que mi trabajo me lo hace otra persona, principalmente porque no es cierto y secundariamente porque perjudica mi "standing".

    Salud y suerte con la tesis
    Javier

    ResponderEliminar
  5. Javier:

    Reconozco que tengo que verificar si no estoy contribuyendo a propagar una "leyenda de becarios". Buscaré el origen de esa información.

    Imagino que, a veces, becarios y ayudantes, al sentir que se nos quitaban algunos reconocimientos básicos por parte de quienes deciden, hemos querido mostrar nuestra valía de tal modo que hemos podido hinchar demasiado el pecho y poner en riesgo el apoyo de algunos o muchos.

    Y sí, creo que estos acciones de Zapatero son tipo Chávez... Dan la sensación de que, dentro de poco, para conseguir atención desde Moncloa harán un casting, a ver quién cuenta el mayor dramón, en lugar de desarollar legislaciones con cierta coherencia.

    Y con esto no digo que otros lo fueran a hace mejor. Simplemente, que este proceder rompe mi idea de estado de derecho.

    ResponderEliminar
  6. cuando no es X, es el gobierno de turno. caso que se repite hasta la saciedad:
    alumno x saca una mierda de notas en la universidad, pero los padres son autonomos o no ganan mucho (se creen pobres porque no van a las bahamas ni visten de gucci, pero tienen internet, coche y telefonia movil aparte de las necesidades basicas cubiertas), por lo que se le concede una beca que se gasta en portatiles de ultima generacion, y lujos (material no indispensable para su carrera), pagada por los padres de y quizas por el propio alumno y, currantes muy parecidos que no obtienen beca, y que ven el fruto de su trabajo, su propiaedad o deerecho fundamental expropiados por el maravilloooso estado del bienestar.

    ResponderEliminar
  7. idontlikecandy:

    Original apodo.

    Imagino que reconocerás que hay diferencias entre los huecos de la ley (o el coladero) y el caudillismo. El caudillo convierte su voluntad en actos, sin pasar por leyes, boletines o cámaras.

    El actual sistema político hace que los presupuestos pasen a ser un reparto entre grupos de presión, pero, por lo menos, tienen que pasar por el Congreso.

    ResponderEliminar
  8. Acabáramos!!!!...Ahora entiendo la pregunta Topo, y yo preguntándome a qué venía. Intento enterarme de quién y cómo se hizo el estudio de más del 50% de investigación por predoctorales.
    Mientras tanto comento que en mi unidad, con 20 titulares, el 90% de los artículos iban firmados por un predoc como primer autor y que en todos ellos eran muchos menos los científicos estabilizados que los que no.
    Ninguno de los papers habrían salido sin predoc.
    No dudo que en otras áreas es distinto pero en las ciencias experimentales no habría casi ciencia sin predocs (remunerados o no).

    ResponderEliminar
  9. A Javier y Topo, lo que me preguntastéis de autoría bibliográfica, os podéis descargar el estudio con metodología de http://www.precarios.org/tiki-index.php?page=Estudio+Productividad

    ResponderEliminar
  10. Joer, macho, pues yo no debí de hacerle llorar, porque no me ha respondido. Y ya han pasado algunos meses.

    ResponderEliminar